Servicios

Conjunto Hidráulico la Partilla
Pulsar sobre la imagen para ampliar
Añadir al carro Añadir
07.- Saladas de la Playa y el Pueyo
Sástago

Las saladas de Sástago, por su originalidad, son uno de los elementos más notables de las zonas áridas de la depresión del Ebro, recreando los lagos que hace varios millones de años dieron lugar a los yesos de la Comarca. Existiendo casi un centenar de saladares, el itinerario discurre junto a dos lagunas representativas: la laguna de la Playa, la mayor de todas, y la próxima de El Pueyo.  


Las saladas

Un paisaje llano y sin una red de drenaje de aguas superficiales organizada provoca que el agua de la lluvia y en algunos casos los flujos de agua subterráneos se acumulen en pequeñas depresiones dando lugar a las lagunas saladas. La presencia de sal provoca que una vez se retire la lámina de agua por evaporación, su superficie quede cubierta de una costra salina.


La fauna

El interés faunístico radica esencialmente en su fauna de invertebrados, verdaderas rarezas en aguas interiores por su capacidad de adaptación, con especies endémicas como el crustáceo Candelacypris aragonica. Colonizan estos enclaves utilizando a las aves acuáticas como porteadoras y la mayoría son partenogenéticos (capaces de reproducirse a partir de un solo individuo) como es el caso de Artemia parthenogenetica, tan abundante en el aljibe de la Laguna de la Playa.


La flora

En el fondo de las lagunas existen “tapetes microbianos” compuestos por organismos microscópicos capaces de vivir sin oxígeno, al modo en que surgió la vida. Las plantas superiores se distribuyen por la orilla en círculos concéntricos dependiendo de su tolerancia a la sal: las más adaptadas, como la hierba alacranera y Microcnemum coralloides en primera línea, seguidas de las soseras sobre suelos de salinidad media y el tomillo sapero y la osagra en el exterior del círculo.


La explotación de la sal

Hasta el primer tercio del siglo pasado se aprovechó la sal de estas lagunas, quedando todavía los restos de las balsas de evaporación. En el entorno de la salada de la Playa existen las ruinas de lo que fueron edificios para almacenes, la administración de la salina, viviendas de los obreros y acuartelamiento.


Longitud: 13,5 km.
Desnivel acumulado: 237 m.
Tiempo estimado a pie: 3 h.
Dificultad: media.
Señalización: balizas.
Ciclable: 100 %.
Recorrido: circular unidireccional.
Itinerario: cabañeras y caminos agrícolas.



Compartir en FacebookCompartir en Twitter
Datos comarca
Sede: Avda. de la Constitución 16, 50770 Quinto (Zaragoza)
Fax: 976 179 231